Fire Emblem: Shadows of the Empire
November 29, 2014, 01:12:38 am
Welcome, Guest. Please login or register.

Login with username, password and session length
 
  Home Help Search Gallery Staff List Login Register  

Como cambia un día (Isis) [Entrar con cuidado +18]

Pages: 1 ... 11 12 [13]
  Print  
Author Topic: Como cambia un día (Isis) [Entrar con cuidado +18]  (Read 1480 times)
Rayon
Beorc Mirmidón
Capitán
**
Posts: 237


Sombra de la tempestad

rayon.obscurus@hotmail.com
View Profile Email
« Reply #180 on: January 27, 2012, 01:28:27 am »

Cuando me retiraba tras besarla, fue ella la que me cogió del cuello y me llevó a sus labios, aunque de una forma mucho más sutil y sensual de la que yo habría podido hacer ni si quiera en mis más delicados intentos. Sus labios seguían siendo tan suaves como recordaba y parecían ligeramente humedecidos, lo que acentuaba aún más esa sensación. Le sonreí y posiblemente la habría traído de nuevo a mis propios labios si no hubiera hablado antes. No pude evitar "sacarle punta" al comentario que me dijo, especialmente por lo ocurrido la noche anterior, pero comprendí el verdadero significado y aguanté lo mejor que pude.

Me encaminó a una pequeña cantina, que sería posiblemente el único establecimiento con alimento y alojamiento de todo el pueblo, que era lo habitual. No me agradaban mucho esos lugares, y cuando estuve con "el grupo" en una posada de verdad vi la verdadera diferencia, pero al estar la más cercana en Flaguerre... mejor contentarse.

Isis recordó una anécdota y no pude evitar la reflexión sobre ello. Una chica, en un estado que había salido hace poco de la guerra, y nuevamente invadido, llevara ropajes altamente provocadores solo podía significar una cosa, a pesar de que no resultaría muy agradable para el oído.

-Supongo que la facilidad dependería del tamaño de... la cartera, posiblemente.-

Dejé una pequeña pausa para que imaginase lo que quisiera antes de darle mi opinión completa, para gastarle una pequeña broma no demasiado inocente, a lo que sin dejar esperar mucho rato más, ya que no era normal que un tío con armadura oscura entrase en tu bar, y quizás hasta ya había llamado al "tío del pueblo que sabía pelear" y no tenía ganas de un aburrido duelo, así que alcé mi voz, y me hice notar.

-¡Tabernero! ¿Tiene sitio para este pobre peregrino y su acompañante en algún lugar?-
Report Spam   Logged


Dondequiera que y siempre que aparezcan dejen solamente la destrucción en su estela; son los señores de la muerte, los portadores de la guerra, los ángeles oscuros.
Isis
Beorc Mago Azul
Capitán
**
Posts: 184


Dama de Hielo

ryoko.lamperouge@gmail.com
View Profile WWW Email
« Reply #181 on: January 27, 2012, 10:09:41 am »

Pensando profundamente en el presupuesto que esa chica pediría a cambio de su carne, casi no prestó atención al evidente hecho de que, entrar en una cantida sola, no era lo mismo que ir acompañada de un hombre. En el primer caso no resultabas una amenaza, aunque llamabas la atención y debías tener cuidado que nadie se acercara a tu rincón sin dejarle en claro que eras capaz de rebanarle los sesos… en el segundo caso, mejor no entrar antes que varios se te tiren encima. Menuda diferencia. Fue por esto que una vez que lo notó se replegó a segunda línea, un paso detrás del pelinegro, sin ocultarse tras él sino sólo procurando no parecer una peor amenaza.

No era miedo, claro que no; el que intentara tirársele encima acabaría hecho un glaciar.

Vio la mirada del cantinero en sentido opuesto a ellos, que había detenido deliberadamente su intento de secar un vaso. Tenía una barba de tres días, el pelo algo desordenado aunque peinado para atrás, su piel blanca algo manchada quizás por cicatrices, y un delantal puesto sobre su prominente cuerpo de armatoste. Luego de un buen rato el tipo les señaló un par de asientos hacia una esquina de la barra.

Isis desvió sus ojos miel al resto del local buscando caras quizás conocidas, o leer intenciones y pensamientos, o sólo reconocer cómo estaban dispuestos los lugares sólo en caso de que necesitara maniobrar.

-… Este lugar no conoce de femineidad –murmuró apenas para Ray a su lado-; país machista.

Aunque casi que ninguna taberna conocía del sutil pero efectivo toque femenino. Todas parecían rincones de ratas.
Report Spam   Logged

Rayon
Beorc Mirmidón
Capitán
**
Posts: 237


Sombra de la tempestad

rayon.obscurus@hotmail.com
View Profile Email
« Reply #182 on: January 28, 2012, 01:23:00 pm »

Isis se puso detrás mía, como si no quiera ser vista o algo similar. Miré hacia atrás, intentando de alguna forma comprender cual era su intención, pero no llegué a alcanzar ninguna información definitiva. A mi, que en mi estupidez no era capaz de diferenciar a alguien que quería matarme de alguien que me adorase a menos que tuviera un cuchillo ya cortando carne no me afectaba demasiado el echo de que algún par de estúpidos me mirasen mal desde una esquina.

En cambio el tabernero hizo algo más, dejó de limpiar los vasos que siempre están limpiando de forma perenne y nos señaló un lugar en la barra. Era uno de los sitios más peligrosos, por la habitual tendencia a recibir empujones de forma "inocente" por parte de borrachos o buscabullas, pero era algo y al menos no había que levantarse para pedir nada de picar.

-Ya Isis, normalmente este tipo de locales lo visitan hombres, mujeres de escasa feminidad o otro tipo de "damas" buscando algo de oro. Y no se suelen quedar para decorar.-

La verdad es que si, el bar tenía las paredes de madera ya envejecida, sin decoración ninguna exceptuando cortes y marcas de empalamientos de peleas de taberna que se fueron de lo normal, el suelo, con más mierda que una cueva que llevase una era sin ser habitada y con restos de líquido maloliente que no sería, casi seguro, alcohol, sino orina y posiblemente hasta de rata. Pero dejé de pensar en estos detalles, que había que comer y me revolvían las tripas.

Me senté donde me habían dicho y pregunté así por curiosidad para saber más o menos que pedir.

-Disculpe, ¿Qué tiene para comer?-
Report Spam   Logged


Dondequiera que y siempre que aparezcan dejen solamente la destrucción en su estela; son los señores de la muerte, los portadores de la guerra, los ángeles oscuros.
Isis
Beorc Mago Azul
Capitán
**
Posts: 184


Dama de Hielo

ryoko.lamperouge@gmail.com
View Profile WWW Email
« Reply #183 on: January 28, 2012, 03:49:37 pm »

La pelilargo se acercó sin dedicarle cuidado a dónde pisaba, naturalmente habituada a ese tipo de lugares pese a su descontento por la suciedad que tragaba al bar. Solamente tuvo cuidado de pasar su mano por el asiento, asegurándose que ningún tipo de excremento de rata o posible líquido de dudosa procedencia la ensuciara.

El hombre, que desde cerca ahora lucía más alto que antes y con brazos más gruesos y firmes de lo que podían suponer a larga distancia, los observó otro rato. Se les acercó parándose frente a ellos a la espera de la orden hasta que Rayon preguntó por el menú.

- La especialidad de hoy es Estofado de Conejo –respondió con una mirada cansía y despectiva-, pero también hay chuletas con puré, brochetas especiales, y sopa de garbanzos. ¿Tienen con qué pagar?

- El dinero no es un problema, lo verás en cuanto sirvas algo –le respondió distraídamente la ojimiel todavía verificando que el sector de su mesa donde apoyara los brazos estuviera libre de sorpresas-.

Todo el ambiente estaba más tenso de lo usual, esperando probablemente que los dos forajidos de pronto dispararan a matar y se enfrentaran con todo el pueblo. Seguramente tardaría unos cuantos minutos en volver a la normalidad, en cuanto dejaran de considerarlos como enemigos. Y la armadura oscura de Ray no ayudaba para nada, pensó Isis mirándolo de reojo; ¿Sería precisamente eso lo que causaba tanta conmoción? Hasta ella misma le había confundido la primera vez que lo había visto…
Report Spam   Logged

Rayon
Beorc Mirmidón
Capitán
**
Posts: 237


Sombra de la tempestad

rayon.obscurus@hotmail.com
View Profile Email
« Reply #184 on: January 30, 2012, 03:25:51 pm »

El tabernero parecía cansado, y apenas habían dado la una de la tarde, lo que me extrañó bastante, Isis, por el contrario, estaba buscando a los posibles enemigos que quisieran buscar problemas, en cambio yo pasé directamente a la comida, me ahorré el chiste fácil sobre el estofado, era algo demasiado barato y obsceno. En cambio, pasé directamente a la carne.

-Me pido unas chuletas con puré por favor, ¿Y para beber tienen hidromiel?-

No solía beber mucho, pero no me apetecía buscar problemas por pedir agua de grifo y la cerveza es que directamente ni me gustaba. Entonces caí en el detalle que ella no había pedido nada para picar, estaba demasiado preocupada por que viniera alguien y me intentase clavar algo, era normal, a nadie le gustaba mi armadura.

-Anda tu, pídete algo, no dejes a este buen hombre en ascuas.-

[FDI: Gomene Isis, no sabía que hacer XD]
Report Spam   Logged


Dondequiera que y siempre que aparezcan dejen solamente la destrucción en su estela; son los señores de la muerte, los portadores de la guerra, los ángeles oscuros.
Isis
Beorc Mago Azul
Capitán
**
Posts: 184


Dama de Hielo

ryoko.lamperouge@gmail.com
View Profile WWW Email
« Reply #185 on: February 05, 2012, 11:38:02 pm »

Aquella forma casual y despreocupada de hablar y dirigirse a ella tomó a la chica con la guardia baja. Le hizo olvidar por completo cosas como el lugar o la inseguridad sobre sus espaldas. También la obligó a recordar que no era cualquier persona la que estaba sentada a su lado, no se trataba definitivamente de ninguna manera de un inútil que necesitaba cierto tipo de protección extra. Pudo mandar entonces todo al carajo junto a un disimulado y discreto suspiro de resignación.
- Que sean dos entonces –ordenó volviendo la mirada hacia el camarero/barman-.

Ni se atrevía a probar lo demás, y aunque la sopa le parecía una idea atractiva, reconocía que eso no le daría suficiente energía para el resto de los días que se avecinaban… lo mejor era pensar en una comida que pudiera alimentarla un poco mejor. En tanto no encontrara ninguna mosca muerta en el puré… pero ya había probado en un pequeño pueblecito una ensalada de orugas y no estaba tan mal como hubiera pensado.

Isis se recargó sobre la mesada mientras su mirada en cambio se prendaba de la figura masculina a su lado. Sólo duró el rato suficiente para ser notada, y luego se dedicó a jugar sutilmente con su propio elemento, creando pequeños circulitos de hielo sobre la mesada.

Cuando otra señora de unos cuarenta años trajo los platos ya habían pasado al menos unos veinte minutos. El churrasco se veía bien cocinado, prácticamente a su punto, algo que la sorprendió porque usualmente lo dejan seco y poco apetecible; el puré en cambio lucía aguado y chirlo, más líquido que papas, pero a simple vista no contenía insectos y parecía estar cocinado apropiadamente, lo que era agradable. No tenía mucha decoración a la vista el plato en general pero al menos tampoco tenía nada que pudiera arruinarte el apetito.

Inmediatamente el barman puso dos vasos altos y gruesos de transparente vidrio y sirvió en ellos lo que lucía tal como lo que Ray había pedido, hidromiel.
Report Spam   Logged

Rayon
Beorc Mirmidón
Capitán
**
Posts: 237


Sombra de la tempestad

rayon.obscurus@hotmail.com
View Profile Email
« Reply #186 on: February 13, 2012, 09:56:11 am »

Isis parecía abstraída, como si estuviera pensando en otra cosa, aunque parecía que mi forma de actuar la relajaba un poco, pero aún así, no me gustaba aquello, ¿Acaso la guerra había calado tan profundamente a aquella chica? Yo desde luego también solía tener la mano en la empuñadura más de lo que me gustaba, y no iba a hacer nada para cambiarlo, en el campo de batalla que se había convertido nuestra vida, y aún así, me gustaría tener un poco de paz de vez en cuando.

Acabó pidiendo lo mismo que yo, aunque posiblemente no por las mismas razones. A mi me gustaba la carne, y aunque era de un pueblo costero, la seguía prefiriendo, el puré de patatas me permitiría recargar los carbohidratos que había gastado ayer. Y entonces me di cuenta de que me estaba mirando, le sonreí y me quedé embobado mientras usaba la hechicería para hacer cristales de hielo.

La camarera trajo los platos finalmente, no había habido conversación mientras esperábamos y agradecí que cambiara ligeramente la situación, que se había vuelto algo tensa. La carne estaba bien cocinada, aunque quizás poco aderezada, unas especias más habrían dejado la carne más jugosa. En cambio, el puré parecía una especie de sopa mal mezclada. Me apresuré a volverlo a mezclar con un poco más de arte mientras intentaba apartar el líquido, para hacerlo más denso. Y empecé a comer la carne con el puré encima, como me gustaba. Después llegó la hidromiel, la cual probé con cuidado cuando llegó, para saber el grado de alcohol que llevaba, y por suerte era bajo, y la bebida dulce, por lo que no quemó la garganta al bajar.

-Bueno, ¿Qué tal estás, te veo bastante espesa?- Dije mientras comía algo, no iba a forzar una conversación, pero al menos, quería escucharla.-Por suerte aún hay paz en nuestro mundo.-
« Last Edit: February 13, 2012, 09:57:12 am by Rayon » Report Spam   Logged


Dondequiera que y siempre que aparezcan dejen solamente la destrucción en su estela; son los señores de la muerte, los portadores de la guerra, los ángeles oscuros.
Isis
Beorc Mago Azul
Capitán
**
Posts: 184


Dama de Hielo

ryoko.lamperouge@gmail.com
View Profile WWW Email
« Reply #187 on: February 15, 2012, 01:36:26 pm »

- Permíteme, bebé –se le burló ella en un susurro mientras jalaba más cerca el plato de él-. Yo estoy bien… sólo me influenció el ambiente tenso –agregó aprovechando que no se veía demasiado desde otros ángulos para tratar de evaporar un poco el excedente de agua que tenía aquél puré, de paso calentándolo con el vapor que emanaba del mismo-, ¿Así está mejor…?

Con la consistencia de la comida más uniforme y resistente se dispuso a imitar la tarea con su propio plato. El aroma del vapor cuando estaba contaminado con algún otro tipo de veneno, solía sentirse dulce o con un picor especial; el que el valor fuera totalmente neutro indicaba que aunque quizás no cocinado en las mejores condiciones del mundo, al menos era viable. Debería recordarlo para la propina luego.

En cuanto a su estado de mutismo Isis supo reconocer que no le gustaban los terceros escuchándola hablar… Una cosa era Ray, con quien ya tenía los grados básicos de confianza cubiertos. Pero otros de quienes no sabía nada, que no sabían nada de ella, que probablemente intentaran atentar contra su vida, que podrían ser sus enemigos… eso era otra historia. Prefería mantenerse distanciada de todas esas cosas, siempre había sido igual.

- Quizás lo mejor sería que cualquier cosa que hagamos después sea no tan… rodeada de público –le expresó probando el primer bocado del plato-. Llámame paranoica pero me pone incómoda que sepan algo de mí y yo nada de ellos… es distinto contigo a solas.

Sería ridículo dudar de Ray luego de todo lo que habían hecho juntos. Pero mejor no ponerse a revolver el pasado… no quería perder el apetito por fantasear despierta.
« Last Edit: February 15, 2012, 01:44:07 pm by Isis » Report Spam   Logged

Pages: 1 ... 11 12 [13]
  Print  
 
Jump to:  

Bookmark this site! | Upgrade This Forum
Free SMF Hosting - Create your own Forum

Powered by SMF | SMF © 2013, Simple Machines